13 beneficios notables de jugar baloncesto

 El juego se jugó por primera vez en 1891 en Massachusetts, EE. UU. y ha crecido desde entonces hasta convertirse en uno de los deportes más reconocidos del mundo. Este deporte de equipo se juega en una cancha rectangular con aros colocados aproximadamente a 10 m de altura en cada extremo.


Beneficios de jugar al baloncesto



Cada equipo suele estar formado por 5 jugadores y su objetivo principal es lanzar la pelota de baloncesto a través del aro al final del lado del equipo contrario, mientras que impide el campo del otro equipo.


Exigiendo una mezcla de fuertes habilidades físicas con el pensamiento estratégico y la capacidad de decisión, el juego pone a prueba las habilidades de cada deportista.


Ventajas de jugar al baloncesto


1. Fortalecer los músculos


El regate, el pase y el lanzamiento de la pelota son partes integrales del juego que hacen uso de los músculos del brazo. Practicar estos movimientos como parte de su régimen de entrenamiento sin duda hará que sus brazos sean más delgados y fuertes.


El juego también implica mucha carrera y saltos para pasar el balón y dispararlo. Los glúteos, las pantorrillas y los abdominales participan tan activamente en el control del movimiento que el jugador obtiene una sesión de entrenamiento de cuerpo entero con un juego de baloncesto.


2. Un corazón más sano


El corazón es otro músculo que se beneficia mucho cuando se juega al baloncesto. Todos los saltos, carreras, driblas y tiros conducen a un aumento del flujo sanguíneo en el cuerpo exigiendo al corazón que bombee más sangre, fortaleciéndolo en el proceso.


3. Pérdida de peso


Para los individuos que aman el baloncesto y buscan maneras de perder unos kilos, jugar un partido de baloncesto es el camino a seguir. Un juego intenso de baloncesto maximiza la ingesta de oxígeno y aumenta el metabolismo, quemando así las calorías por grandes factores.

La consistencia es también un factor importante cuando se trata de perder peso y si se hace lo que se quiere, comprometerse con la actividad se hace mucho más fácil.


4. Huesos más fuertes


Según el estudio realizado para analizar los impactos del baloncesto en la Densidad Mineral Ósea (DMO) de hombres y mujeres, se demostró que los atletas y jugadores de baloncesto de larga duración tenían mayor DMO que el resto de la población. Así, los huesos se fortalecen cuando jugamos al baloncesto reduciendo el riesgo de osteoporosis (huesos porosos o débiles que se rompen fácilmente).


5. Aumenta la inmunidad


Un juego intenso de baloncesto lleva a un aumento del flujo sanguíneo y linfático en todo el cuerpo. En cierto modo, esto también facilita la circulación de las células inmunes, aumentando las posibilidades de encontrar y matar patógenos. Jugar al baloncesto asegura constantemente que el cuerpo reciba una protección total contra los patógenos y los virus.


6. Mejora las habilidades motoras


El baloncesto hace uso tanto de las habilidades motoras finas como de las gruesas. Los movimientos de motricidad gruesa son los grandes movimientos como correr y saltar, mientras que los de motricidad fina son los pequeños movimientos de los dedos, las muñecas y la cara.

Es el dominio de estos pequeños movimientos lo que permite a un jugador lanzar un tiro de "toque" perfecto, driblar bien el balón y pasarlo con precisión. Practicar el baloncesto significaría que está dedicando tiempo a mejorar sus habilidades motoras. Esto será beneficioso a largo plazo, independientemente de la elección de tu carrera.


7. Mejora la coordinación mano-ojo


La Coordinación Mano-Ojo es procesar lo que ves para guiar el movimiento de tus manos con la suficiente rapidez y precisión para completar con éxito una tarea.


Observando el baloncesto como un juego, es bastante evidente que gira en torno a si puedes controlar bien el balón o no y para poder hacerlo, debes ser consciente de la fuerza que debes poner en un lanzamiento para que llegue a tu compañero o para que marques un gol.


También debes ser capaz de estimar la velocidad y la trayectoria de un balón entrante para atraparlo. El regate es la parte más difícil, ya que tienes que controlar un balón que rebota mientras abordas la defensa del equipo contrario. Practicar todo esto al mismo tiempo sin duda refinará tu coordinación mano-ojo.


8. Eliminar El Estrés


La actividad física, como jugar al baloncesto, libera endorfinas en el cerebro. Las endorfinas, también conocidas como sustancias químicas para "sentirse bien" son analgésicos naturales y potenciadores de la felicidad. Ayudan a reducir el estrés y también permiten que la persona duerma mejor. Aliviar el estrés aumenta la capacidad de concentración de una persona y le permite tomar mejores decisiones, mejorando así su vida en general.


9. Mejora las habilidades de comunicación


Para un deporte de equipo como el baloncesto, la comunicación y el entendimiento entre los compañeros de equipo es crucial. Sólo si cada persona del equipo entiende la situación del juego, el equipo puede avanzar y tomar decisiones que cambien el juego. La comunicación en el campo con los compañeros de equipo para elaborar un plan y las conversaciones fuera del campo para mejorarse mutuamente permiten desarrollar las habilidades sociales.


10. Mejora la concentración y la disciplina


Para jugar un juego rápido como el baloncesto, uno debe tener siempre los ojos en la pelota. Predecir el próximo lanzamiento del oponente, defender el aro y pasar el balón con precisión sólo es posible con una buena capacidad de concentración.


Los deportes también nos enseñan mucho sobre la disciplina, ya que debemos cumplir una serie de reglas durante todo el juego, independientemente de nuestras opiniones personales.


11. Mejora las habilidades de toma de decisiones


El análisis cuidadoso de las decisiones en fracciones de segundo tomadas por los atletas es lo que hace que un juego sea emocionante de ver y esta es probablemente una de las principales razones por las que el baloncesto es tan popular en todo el mundo. Practicar el baloncesto eventualmente te ayudará a dominar este arte que probará ser beneficioso en todos los demás aspectos de la vida.


12. Enseña respeto


El baloncesto te enseña a escuchar las opiniones de los demás, sin importar lo diferentes que sean de las tuyas. Esto mejora el espíritu de equipo a largo plazo y también te enseña a ser un personaje más respetuoso.


13. Valiosas lecciones de vida


El baloncesto no es un juego fácil de aprender y a veces, fracasarás y sólo con perseverancia y determinación superarás esos fracasos para alcanzar un hermoso éxito. Te enseña a trabajar por tu éxito, ya que es el equipo que más se esfuerza el que se lleva el trofeo a casa.


Así que, trabajen duro por cada pequeña cosa que deseen lograr.

El baloncesto te enseña a conocer tu papel y a mejorar siempre. Debes conocer tu lugar y tu responsabilidad en el equipo y ejecutarlo a la perfección. Es este sentido de responsabilidad el que determina tu reputación en la sociedad o en el lugar de trabajo.


¿No es el baloncesto un deporte maravilloso? Bueno, después de leerlo todo, espero que estés de acuerdo.

Referencias:

0 Comments

Publicar un comentario